Nadadores de la Cuenca Carbonífera

Muy al sur de nuestra Patagonia Argentina, en la localidad de Río Turbio provincia de Santa Cruz, llevados por Matías Mesa, un grupo de nadadores amigos, comenzaron a hacer excursiones para nadar en las gélidas aguas que los rodean, y lo vienen haciendo tanto en verano como en invierno.

Su lugar de nado habitual es la Laguna Sofía, que a pesar de estar del lado chileno, a ellos les queda más cerca que ir a nadar a aguas nuestras.

Entre ellos reina el espíritu NAF, aún antes de conocer a la NAF. Es notoria la amistad que los une, son más que compañeros de nado, son compañeros de aventuras y amigos.

Fue así como en el invierno del 2017 cuando un grupo de nadadores viajó a Calafate para preparar el Cruce de Invierno del Beagle de ese año, a ellos les pareció muy natural viajar a acompañarlos. Fue como si ese grupo de amigos se abriera para darle entrada a amigos nuevos, amigos de otras latitudes pero que iban a hacer algo que ellos sabían hacer muy bien: compartir entre amigos una aventura en el agua y un asadito fuera de ella. En aquel momento fue increíble lo que aprendimos de ese grupo hermoso tanto de sus conocimientos como de su hermandad.

Este año 2019 los Nadadores de la Cuenca Carbonífera y la NAF sufrieron una terrible pérdida. En un accidente hogareño, Darío Chacano uno de los nadadores motores de ese grupo, perdió la vida.

Al poco tiempo se organizó un Nado en su honor al cual viajaron NAF de todos lados para compartir fieles a su estilo.

Desde aquí la NAF en su conjunto les manda un fuerte abrazo a su familia, a sus amigos y a los amigos del agua. Darío siempre te recordaremos.

Un comentario sobre “Nadadores de la Cuenca Carbonífera

  • el 5 agosto, 2019 a las 4:28 pm
    Permalink

    Imposible no llorar al leer tan bello homenaje, es real que Darío amaba el agua fría y contagiaba a quien estuviera a su lado para que se anime o simplemente lo acompañe un rato. Cualquier charquito era bueno… cualquier momento era el propicio.
    Gracias NAF por tan bellas palabras, gracias en nombre de su mamá, hijas, abuelo y familia entera por esta dedicatoria.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *